La Ley Integral de Reconocimiento del Derecho a la Identidad y Expresión de Género (o Ley sobre Transexualidad) de la Comunidad Valenciana fue aprobada el 21 de octubre de 2016 y desde entonces todos los colegios de esta autonomía están obligados a respetar el género sexual escogido por los estudiantes transexuales.

Las personas intergénero, que son aquellas que se cambian de sexo, incluidos los y las menores podrán ser llamadas en los colegios por el nombre que decidan ponerse, que será recogido en todos los documentos administrativos expuestos al público.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, califica esta ley como un avance al dejar de señalar la transexualidad como una patología y considerarla “una expresión de la diversidad humana”, razón por la que no considera necesaria una “prueba psicológica o médica” como había reclamado el Consell Jurídic Consultiu.

 

¿Qué dice esta ley sobre transexualidad?

Esta ley recoge un protocolo específico para asegurar la protección del derecho a la identidad y a la expresión de género en el ámbito educativo. Así, en los colegios e institutos se respetará la imagen física de estos menores, así como su elección de indumentaria y del uso de las instalaciones en función de su identidad sentida.

Además, se establecen políticas sanitarias concretas con servicios como la atención individualizada, apoyo psicológico durante el proceso hacia el género deseado, terapias sexológicas y farmacológicas. El bloqueo hormonal se asegura al inicio de la pubertad, así como el tratamiento cruzado en el momento adecuado para cada persona. Se incluyen también tratamientos quirúrgicos requeridos para lograr la modificación corporal.

En el ámbito laboral recoge que este colectivo se encuadre entre los que mayores dificultades encuentra para acceder a un empleo, y prevé el desarrollo de un programa marco de actuaciones en este sentido a través de los servicios sociales.

identidad de género en los colegios

Una de las muchas protestas para exigir una Ley sobre transexualidad ante el Ayuntamiento de Valencia. Fuente: Europapress.

Esta ley ha contado con la colaboración de varias consellerias y con el consenso de entidades sociales y partidos políticos. Mónica Oltra lo juzga como “un cambio estructural de la sociedad valenciana, más respetuosa y amable, que ve la diversidad como un valor y no como una amenaza”.

Esta norma es de obligado cumplimiento para todos los colegios sostenidos con fondos públicos, lo que incluye a los centros concertados de la Comunidad Valenciana. Esta autonomía se suma a otras que ya habían aprobado sus leyes sobre transexualidad como Madrid, Cataluña, País Vasco, Navarra o Andalucía, entre otras.